General

Cría de la yegua vieja

Cría de la yegua vieja

El objetivo final de cada criador es que cada yegua produzca un potro vivo cada año. Sin embargo, como en la mayoría de las especies, la eficiencia reproductiva disminuye con la edad. Para cuando una cría entra en su adolescencia y comienzos de los 20 años, su capacidad para reproducirse comienza a disminuir, y quedar embarazada es más problemático. Las yeguas mayores tienen aproximadamente un 30 por ciento de posibilidades de quedar embarazadas y necesitan ser criadas el doble de veces que las yeguas más jóvenes.

Las causas más probables de dificultades reproductivas en la yegua más vieja incluyen depuración uterina deficiente, defectos anatómicos que involucran el tracto reproductivo, contaminación, infección, huevos viejos, uso excesivo de antibióticos, quistes, problemas de salud, falta de condición física y mala nutrición. Su veterinario deberá hacer un diagnóstico preciso de la causa de la infertilidad para administrar una terapia con mayor probabilidad de producir resultados óptimos.

Pruebas, pruebas

Según John Dascanio, VMD, Colegio Regional de Medicina Veterinaria de Virginia-Maryland, un examen reproductivo debe comenzar con la evaluación de la conformación (el útero podría inclinarse, por ejemplo) y las barreras naturales que normalmente evitan la infección. Usted o el veterinario también deben examinar el tracto reproductivo por palpación y por ecografía. Después de eso, su veterinario debe examinar la vagina y el cuello uterino con un espéculo vaginal y un examen manual. Esto puede ser seguido por un cultivo uterino, citología (estudio microscópico de células) y biopsia, que pueden ayudar a predecir las posibilidades de que la yegua quede embarazada.

Si los resultados preliminares resultan normales, se pueden realizar otras pruebas especializadas. Es posible que su veterinario quiera examinar el oviducto (el paso a través del cual los óvulos se mueven hacia el útero) para asegurarse de que esté despejado. Es posible que él o ella también quieran analizar los anticuerpos antiespermáticos, evaluar el estado hormonal de su yegua y detectar anomalías cromosómicas. Estos procedimientos pueden requerir equipos o instalaciones especiales y no pueden realizarse en la granja. Incluso se puede obtener información diagnóstica de exámenes frecuentes de ultrasonido, como buscar acumulación de líquido el primer día después de la reproducción para ayudar a diagnosticar problemas de depuración uterina.

Tratos

Los tratamientos varían de simples a de alta tecnología.

  • Los defectos anatómicos de la vulva, el pliegue vaginal y el cuello uterino se pueden corregir quirúrgicamente. Estos procedimientos quirúrgicos incluyen reconstrucción cervical, extensión uretral y procedimiento de Caslick.
  • Para mejorar el aclaramiento uterino, las yeguas pueden tratarse dentro de las horas posteriores a la cría con lavado salino. Esto puede ser seguido por el uso de oxitocina (una hormona natural que causa contracciones uterinas durante el trabajo de parto) o un producto de prostaglandina, que se usa comúnmente para calentar a una yegua, pero que también ayuda a contraer los músculos lisos, para ayudar a aumentar las contracciones musculares dentro del útero para disipar más líquido.
  • Hacer ejercicio y mantener a la yegua cerca de un semental también podría mejorar el aclaramiento uterino. Escuchar e incluso oler al hombre a veces puede ayudar a mejorar el tono en el tracto reproductivo.
  • Los antibióticos se pueden introducir temprano en el período de calor si se confirma una infección a través de un cultivo y citología. Sin embargo, si usa antibióticos depende de su situación específica.
  • Las técnicas de reproducción asistida están disponibles para aquellos que deseen y puedan invertir en tecnologías más avanzadas. Estos incluyen la transferencia de embriones, GIFT (transferencia intrafalopiana de ovocitos o gametos) e in vitro o ISII (inyección de esperma intracitoplasmático). Todos ellos utilizan el ovocito de una yegua valiosa, pero usan una yegua receptora como un sustituto para llevar el embarazo. Esto es principalmente útil si la yegua tiene un problema anatómico.

    Técnicas de sentido común

    Un buen manejo y técnicas de cría sensatas y cuidadosas también pueden ser de gran ayuda para mejorar las posibilidades de embarazo de las yeguas mayores. Aquí hay algunos consejos:

  • Utiliza técnicas de cría limpias. Considere la inseminación artificial en lugar del apareamiento. Lave el área vaginal de la yegua y examínela en busca de contaminación en la vagina. Use semen filtrado con antibióticos y críela de la manera más estéril posible.
  • Usa un buen momento. Permita suficiente tiempo después de un parto previo para que el tracto reproductivo de su yegua recupere su forma normal. Y cronometra la reproducción para que solo tenga que ser criada una vez en lugar de invadir la pista reproductiva varias veces durante un solo celo.
  • Asegúrese de que el semental sea un buen candidato haciendo que le examinen los espermatozoides. El semental ideal tiene esperma vivo con buena longevidad y está libre de organismos nocivos.
  • Mantener un programa de mantenimiento de salud de calidad para la yegua. Esto incluye un buen programa de vacunación: rinoneumonitis a los 5, 7 y 9 meses de gestación; gripe anual; refuerzos de tétanos y encefalitis preferiblemente a los 10 meses de gestación; desparasitación regular; y cuidado dental y de pies. Ella debe hacer mucho ejercicio, una dieta adecuada y exámenes físicos de rutina. Una evaluación adecuada corregirá muchos problemas antes de que comiencen y le dará a su yegua una mejor oportunidad de éxito.