Mantener a tu perro saludable

Perros quisquillosos: cómo alentar a tu perro exigente a comer

Perros quisquillosos: cómo alentar a tu perro exigente a comer

Cualquiera que conozca con un perro quisquilloso está frustrado. ¿Qué pasa con el perro que levanta la nariz ante la comida que le das de comer? ¿No se supone que los perros están locos por comer? ¿Es normal un perro que es quisquilloso? ¿Qué puedes hacer al respecto?

Al igual que los humanos, algunos perros son naturalmente comedores quisquillosos. Son particulares sobre su comida, ¡y tratar de nutrirlos adecuadamente puede ser muy frustrante! ¡Hay otros perros que están en el espectro opuesto y comerán cualquier cosa, incluso cosas que no sean comestibles! También hay perros en el medio, que se han vuelto quisquillosos por sus familias y su entorno.

Chequeo veterinario

Si su perro ha desarrollado el hábito de ser exigente con lo que come, el primer paso para la solución es llevar a su perro al veterinario para un chequeo. Esto es especialmente importante si la comida delicada se desarrolla repentinamente, está acompañada de vómitos y / o diarrea, su perro muestra otros signos de enfermedad o si la comida delicada está asociada con la pérdida de peso. Visitar al veterinario lo ayudará a descartar cualquier afección médica subyacente, como una enfermedad gastrointestinal u oral, que pueda estar causando la alimentación delicada.

Los alimentos

Si su perro recibe una declaración de salud limpia, el siguiente paso es evaluar los alimentos que alimenta. Comience asegurándose de que la comida no se haya echado a perder. Los alimentos secos y húmedos pueden caducar, y también es posible comprar un lote malo de alimentos. Verifique la fecha de vencimiento y tome nota de cualquier olor extraño en la comida.

Debe alimentar con una dieta nutritiva de alta calidad que su veterinario haya aprobado. Una marca de alimentos de calidad le proporcionará a su perro todos los nutrientes que necesita, eliminando la necesidad de una variedad de dieta. Los perros no necesitan variedad en sus comidas como los humanos, porque tienen todos los nutrientes que necesitan en su comida para perros.

Alimenta constantemente un tipo de comida. Cambiar constantemente los alimentos puede hacer que su perro espere algo más sabroso, creando un comedor quisquilloso. El cambio también puede causar vómitos y diarrea en algunos perros. La alimentación de bocadillos humanos puede tener el mismo efecto y también puede conducir a la obesidad.

Otras fuentes alimenticias

Observe de cerca el día de su mascota. ¿Hay alguna posibilidad de que esté comiendo algo más que la comida de su perro? ¿Un miembro de la familia le está resbalando de la mesa? ¿Tu perro está comiendo heces en el patio? ¿Se está metiendo en un bote de basura adentro o afuera? ¿Un vecino le está dando bocadillos cuando está afuera? Quizás otra fuente de alimento le impide tener hambre a la hora de comer.

También debe asegurarse de que su perro no esté siendo alimentado por su almuerzo y cena por más de un miembro de la familia, o que no esté recibiendo golosinas regularmente de cada persona entre comidas. Asegúrese de que todos conozcan su papel en la alimentación, para que su perro no consuma más de lo que necesita.

Tu papel en los hábitos delicados de tu perro

¿Cómo respondes cuando tu perro se niega a comer? ¿Lo acaricias, lo consuelas, le das de comer a mano, etc.? Si le está dando refuerzos positivos a su perro cuando es quisquilloso, puede evitar comer hasta que obtenga la atención adicional que desea.

Un método común para alimentar a los perros quisquillosos es poner la comida en el tazón de su perro y alejarse. Cuando su perro tiene hambre, instintivamente comerá para alimentarse. No convierta la hora de comer en una ganga para llamar la atención.

¿Eres capaz de proporcionarle rutina a tu perro? A la mayoría de los perros les gusta la rutina. ¿Lo alimentas a la misma hora todos los días, o tu horario te impide darle a tu perro horarios regulares de alimentación? Los perros prefieren la rutina. Los tiempos de alimentación impredecibles pueden ser estresantes para su perro y su sistema gastrointestinal. En estas situaciones, un alimentador automático puede ser ideal para su amigo canino. El alimentador se puede configurar a una hora particular, en la que se abrirá para que su perro coma.

El comedor naturalmente particular

Algunos perros son simplemente ... naturalmente quisquillosos. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a lidiar con estos perros.

  • Si ha estado alimentando la comida actual de su perro durante un período prolongado de tiempo, siempre ha sido quisquilloso con la comida y siente que no está contento con el sabor, entonces podría cambiarlo gradualmente a una nueva comida de calidad. Para hacer esto, mezcle la comida vieja con pequeñas cantidades de la comida nueva, luego aumente lentamente la comida nueva y disminuya la comida vieja. Esto evitará molestias gastrointestinales. Realice el cambio durante al menos 2 a 3 días.
  • Al cambiar los alimentos, elija un nuevo sabor o textura que se adapte mejor a sus deseos. Es posible que desee intentar alimentar un alimento semihúmedo versus seco, por ejemplo, o puede elegir cordero y arroz en lugar de carne de res y arroz. Tenga en cuenta que si selecciona un alimento más blando, estos alimentos pueden causar una mayor acumulación de sarro en los dientes de su perro, y generalmente son más caros. Agregar pequeñas cantidades de un alimento húmedo puede ser una mejor alternativa para cambiar por completo.
  • Otro truco que puede ayudar a los perros quisquillosos a comer es calentar la comida. Calentar la comida ayuda a liberar los aromas que atraen a tu perro. Puede intentar cocinar en el microondas la comida húmeda de su perro quisquilloso o agregar agua caliente a la comida seca. Revuelva la mezcla con su dedo o una cuchara e intente asegurarse de que no haya "puntos calientes" creados por el calentamiento del microondas.
  • Mezclar algo extra en la comida también puede ser útil. Divida una galleta para perros en la comida, agregue un poco de comida para bebés con sabor a carne, espolvoree una pequeña cantidad de queso rallado, etc. Mezcle los aditivos especiales en toda la comida, para que a su perro le resulte difícil elegir las golosinas. Ten cuidado con esta opción; demasiado "algo extra" puede conducir a la obesidad. Además, no lo estropees tanto que se vuelva más quisquilloso, como se explicó anteriormente.
  • Si su perro es un buscavidas que no se ralentiza lo suficiente como para comer, puede hacer que trabaje para su comida. Llenar un juguete dispensador de golosinas o un juguete Kong con sus comidas podría ser más interesante para su canino activo.

    Se paciente

    Resolver el problema de un comedor quisquilloso puede ser bastante estresante para usted y su perro. Organice un plan con su veterinario o un especialista en comportamiento de mascotas para determinar la solución a los hábitos alimenticios particulares de su perro. Sobre todo, trabaje con su veterinario para asegurarse de que no haya un problema saludable subyacente que lo haga no querer comer.