General

Divirtiéndose con su jerbo

Divirtiéndose con su jerbo

Si su mascota jerbo fuera un miembro humano de su familia, él sería su hermano pequeño: el que siempre está interesado en lo que está haciendo y también quiere tenerlo en sus manos. Los jerbos son criaturas sociales y curiosas por naturaleza. Su mascota lo vigilará cuando esté en la habitación con él y puede acercarse a la pared de la jaula para verlo mejor. Un jerbo inquisitivo se deleita con los nuevos juguetes que le das, artículos lujosos comprados en la tienda o caseros, y dará la bienvenida a un cambio de escenario ocasional.

Los jerbos se sobresaltan fácilmente

Aunque son pequeños y peludos, los jerbos no son mascotas con las que puedas acurrucarte. Los jerbos son una especie de presa en la naturaleza y sus sentidos están altamente desarrollados para detectar cambios en el entorno cercano. Se asustan fácilmente. Pueden sentir el más mínimo movimiento cerca o escuchar un sonido tan sutil como las alas de un búho aleteando en el aire. Los jerbos reaccionan con movimientos bruscos y espasmódicos, y es bastante normal que sean rápidos y frenéticamente activos durante un corto período de tiempo y luego de repente se duerman. Muchos propietarios de jerbos encuentran que observar estas travesuras cómicas es bastante divertido.

Los jerbos tienden a saltar o saltar en lugar de correr. Utilizan sus fuertes patas traseras para cavar túneles, atacar a sus rivales o escapar de los depredadores. Su jerbo puede saltar más de 18 pulgadas horizontalmente o 6 pulgadas verticalmente. Puede saltar hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados e incluso puede cambiar de dirección en el aire.

Colas frágiles

Los jerbos usan sus colas peludas de cuatro pulgadas de largo para equilibrarse cuando saltan. La punta de la cola de un jerbo puede romperse durante una pelea o un juego brusco. Una cola también puede quedar atrapada en los radios de una rueda de ejercicio, por lo que muchos criadores recomiendan que no le des este juguete a tu mascota. La cola cortada no volverá a crecer, pero el muñón de la cola debería sanar con relativa facilidad. Limpie la herida con un antiséptico suave para asegurarse de que no se infecte.

Nunca levantes a un jerbo por la cola o se puede romper. Algunos libros de mascotas más antiguos recomiendan que agarre a su mascota en la base de su cola (la más cercana a su cuerpo) y luego la saque debajo del resto de su cuerpo para levantarlo, pero es casi seguro que angustiará a su jerbo. En cambio, coloque sus manos alrededor de su jerbo, formando una pequeña cueva segura dentro de sus dedos. Muévase lentamente, y si su jerbo aún parece asustado de usted, intente frotar sus manos sobre la ropa de cama en su jaula antes de acercarse a él. El olor familiar de la ropa de cama disimulará tu aroma. Con el tiempo, su jerbo se sentirá cómodo explorando sus brazos y sus bolsillos e incluso puede decidir que le gusta la vista desde su hombro.

Juguetes seguros para jerbos

Es posible que ya tenga estos juguetes para jerbos sencillos y seguros en algún lugar de su casa: secciones de cartón de cartón de huevos, viejas cajas de Kleenex (retire el revestimiento de plástico), bloques de madera con agujeros perforados, contenedores de avena vacíos, tubos de papel higiénico, frascos de vidrio, Escaleras pequeñas y ramas de árboles frutales. Agregue estos juguetes a su jaula de jerbos uno o dos a la vez o ponga sus jerbos en una piscina vacía para niños con varios de estos nuevos objetos y mírelos explorar. Siempre cierre las puertas y ventanas de la habitación donde juega con sus jerbos para reducir el riesgo de fuga.