Enfermedades condiciones de gatos

Obstrucción urinaria en gatos

Obstrucción urinaria en gatos

Los gatos machos con frecuencia desarrollan una obstrucción de la uretra, que es el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo desde la vejiga y a través del pene. Estas obstrucciones a menudo son el resultado de mucosas, cristales e incluso pequeños cálculos en la vejiga que se unen para formar un tapón. La abertura en la uretra de un gato macho es tan estrecha que se requiere una pequeña cantidad de escombros para causar una obstrucción completa y la incapacidad para orinar. Una obstrucción urinaria es una emergencia médica y no debe haber demora en buscar atención veterinaria.

Síntomas a tener en cuenta

  • Esforzarse para orinar
  • Viajes frecuentes dentro y fuera de la caja de arena
  • Lamer o arreglarse excesivamente en el área urogenital
  • Pasando solo pequeños volúmenes de orina
  • Maullidos fuertes al intentar orinar
  • Sangre en la orina (hematuria)
  • Orinar fuera de la caja de arena
  • No se ven grumos de orina en la caja de arena

Existen múltiples causas de obstrucción uretral en gatos, y a menudo es multifactorial. La causa más común, sin embargo, es una inflamación de la uretra.

Causas de los problemas para orinar en los gatos

  • Uretritis (inflamación de la uretra)
  • Infección del tracto urinario
  • Una piedra en la uretra
  • Piedras de vejiga
  • Masas (tumores) en la vejiga o la uretra
  • Estenosis (área estrecha dentro del tracto urogenital)
  • Disfunción neurológica que resulta en un aumento del tono uretral (disinergia) o disminución del tono de la vejiga (atonía)

Diagnósticos y pruebas

Examen físico y palpación vesical. Su veterinario sentirá la vejiga de su gato e intentará extraer la orina. Un bloqueo urinario hará que la vejiga sea dura y firme como una nectarina. Es difícil para la mayoría de los dueños de mascotas sentir la vejiga correctamente y si hay alguna pregunta sobre si su gato tiene una obstrucción, deben ser llevados al veterinario para su evaluación lo antes posible.

Pruebas de diagnóstico Los que pueden ser necesarios para determinar la causa de la disuria incluyen:

  • Análisis de sangre tal como un conteo sanguíneo completo y un perfil químico del suero pueden ser necesarios para evaluar cambios que sugieran infección o elevaciones en los valores renales.
  • Análisis de orina para identificar cristales, células anormales o evidencia de inflamación
  • Cultivo de orina y sensibilidad para identificar la presencia de infección
  • Radiografías simples de abdomen para evaluar la presencia de cálculos quísticos (vejiga) (cálculos)
  • Cistouretrograma de contraste. Un estudio de tinte radiográfico para evaluar la presencia de cálculos en la vejiga o la uretra. Este estudio también establecerá defectos de llenado como masa o una rotura en la uretra.
  • Ultrasonido abdominal para evaluar los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra proximal.

Tratamiento inicial y hospitalización

  • Desatascar. El primer paso para un gato obstruido es aliviar la obstrucción lo antes posible. Su veterinario probablemente sedará a su gato dependiendo de lo doloroso y despierto que esté, y colocará un catéter urinario en la abertura de la uretra. En casos raros, es posible que su veterinario no pueda pasar el catéter urinario con éxito, y puede requerirse una cirugía de emergencia conocida como uretrostomía perineal.
  • Deje el catéter urinario en su lugar. Una vez que se ha resuelto la obstrucción urinaria de su gato, el catéter debe asegurarse y permanecer durante varios días. Una bolsa de recolección de orina recoge la orina y se mide el volumen mientras está en el hospital. El catéter urinario puede enjuagarse si hay demasiados desechos que causan la obstrucción.
  • Fluidos y medicamentos intravenosos. Una vez que se ha colocado el catéter urinario de su gato, los líquidos y medicamentos son críticos para estabilizarlo aún más.

Alta del hospital

Su gato permanecerá en el hospital durante varios días antes de retirar el catéter. Luego se los observará de cerca para volver a bloquearlos y no se les permitirá salir del hospital hasta que puedan orinar un volumen normal. Puede haber alguna fuga urinaria entre la micción normal y esto puede persistir durante varios días o semanas.

Monitoreo y tratamiento en el hogar

Una vez en casa, su gato necesitará ser monitoreado CERRAMENTE durante las próximas semanas.

Su gato corre el riesgo de volver a bloquear, especialmente durante las primeras dos semanas en casa.

Todavía hay inflamación y dolor asociados con orinar durante este tiempo y todavía están en riesgo.

Consejos para prevenir el re-bloqueo

  • Dele todos los medicamentos recetados para su gato. Prevenir el dolor y la inflamación es clave para prevenir la re-obstrucción.
  • Enriquecimiento ambiental. El alivio del estrés y los factores ambientales juegan un papel importante en el mantenimiento de la salud urinaria de su gato. Trate cualquier problema de comportamiento en la casa con otros gatos separándolos. Estimule a su gato con juguetes, rompecabezas de comida y tiempo interactivo. Proporcione superficies rascantes y lugares seguros para relajarse.
  • Cambio en la dieta. Dependiendo de la composición de la orina de su gato, su veterinario recomendará una dieta recetada según sea necesario para alterar la composición de la orina de su gato.
  • Aumentar el consumo de agua. Proporcione fuentes de agua y alimente con comida húmeda para aumentar la ingesta de agua de su gato.
  • Feromonas felinas. Las feromonas faciales felinas sintéticas (FFP) se usan para ayudar a prevenir una obstrucción urinaria. Esta feromona imita la marca natural que los gatos realizan cuando se frotan la cara con objetos. Cuando se aplica FFP a la ropa de cama u otras superficies en el entorno de un gato, se asocia con una reducción en el comportamiento de pulverización.
  • Ansiolíticos Su veterinario puede recomendar un medicamento de modificación del comportamiento para ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés. Los medicamentos que se han investigado incluyen amitriptilina y fluoxetina.

Cuidados de seguimiento

El seguimiento puede requerir un tratamiento médico a largo plazo. Además, es posible que se deban tomar radiografías posteriores o repetir los exámenes de ultrasonido. Se requerirán exámenes frecuentes de orina y cultivos repetidos para controlar las infecciones y la respuesta al tratamiento con antibióticos.

Referencias
Lee JA, Drobatz KJ. Caracterización de las características clínicas, electrolitos, ácido-base y parámetros renales en gatos machos con obstrucción uretral. J Vet Emerg Crit Care. 2003; 13: 227-233.

Finco DR, Cornelius LM. Caracterización y tratamiento de agua, electrolitos y desequilibrios ácido-base de obstrucción uretral inducida en el gato. Soy J Vet Res. 1977; 38: 823-830.

Kruger JM, Osborne CA, Goyal SM, et al. Evaluación clínica de gatos con enfermedad del tracto urinario inferior. J Am Vet Med Asoc. 1991; 199: 211-216.

Gunn ‐ Moore DA, Cameron ME. Un estudio piloto con feromona facial felina sintética para el tratamiento de la cistitis idiopática felina. J Feline Med Surg. 2004; 6 (3): 133‐138