Cuidado de mascotas

Envejecimiento de las mascotas: cómo manejar los cambios en el comportamiento del gato

Envejecimiento de las mascotas: cómo manejar los cambios en el comportamiento del gato

Los dueños de gatos mayores a menudo notan un cambio en el comportamiento del gato, pero simplemente lo atribuyen a envejecer. La falta de uso de la caja de arena, un cambio en los niveles de actividad y los cambios en la comida, la bebida o el sueño definitivamente se pueden atribuir a la vejez ... pero ¿está sucediendo algo más? Sería un error simplemente atribuir estos cambios al envejecimiento sin investigar primero la posibilidad de una afección médica subyacente. Siempre consulte a su veterinario si tiene alguna preocupación sobre su gato mayor.

Cambios en el comportamiento del gato mayor: ¿Qué buscar?

A medida que su gato envejece, debe ser consciente de cualquier cambio en el comportamiento, el estado de ánimo o la actividad. Al igual que las personas, los gatos mayores se vuelven menos activos mental y físicamente. Esto se puede atribuir a los cambios de envejecimiento que tienen lugar en el cerebro, así como a factores físicos como la rigidez articular. Un cambio en el comportamiento del gato podría ser una señal de que algo más está sucediendo.

Puede notar que su gato mayor duerme más de lo habitual. Los gatos generalmente duermen entre 16 y 18 horas por día. Si su gato tiene 10 años o más, puede dormir entre 18 y 21 horas por día. Es natural que tu gato duerma más a medida que envejece.

A medida que su gato envejece, doblarse y moverse puede ser más difícil. Esto puede estar relacionado con la artritis u otra afección. Para obtener más información sobre la artritis en los gatos, vaya a Artritis en los gatos: ¿Su gato tiene artritis?

Su gato puede tener más dificultades para saltar a lugares a los que le gusta ir, como la cama o el alféizar de su ventana favorito. Cuando esto suceda, debe proporcionar una rampa o un conjunto de escaleras de gatito para que su gato pueda continuar haciendo las cosas que lo hacen feliz.

Manteniendo a tu gato mayor activo y feliz

A pesar de los problemas de movilidad, es importante que su gato mayor continúe haciendo ejercicio. Para mantener a tu gato interesado en el juego, continúa participando en sesiones de juego interactivo. Simplemente reduzca el tiempo que su gato hace ejercicio y aumente la frecuencia de sus sesiones de juego. Por ejemplo, si jugó dos veces al día durante 20 minutos a la vez, juegue cuatro veces al día durante 5 o 10 minutos a la vez. Si su gato mayor no ve tan bien, haga rodar una pelota con una campana para que la persiga. Si su gato disfruta de la hierba gatera, deje un juguete para que pueda jugar como lo desee.

En la mayoría de los casos, los gatos pueden considerarse mayores cuando tienen entre siete y diez años.

Si moverse se vuelve doloroso, su gato puede lavarse con menos frecuencia. Dependerá de usted ofrecerle más asistencia para el aseo a medida que su gato envejezca para ayudarlo a mantener un pelaje limpio y suave. Con la edad, su gato puede ser menos capaz de toser bolas de pelo, por lo que cepillarse regularmente ayudará a evitar que se formen. Si su gato mayor se resiste a ser peinado o cepillado, use un cepillo de cerdas suaves o un guante de aseo. Las toallitas para mascotas te ayudarán a mantener limpio su abrigo. Si su gato mayor usa su rascador con menos frecuencia, deberá cortar sus uñas para evitar que se encarnen. Para obtener más información sobre cómo preparar a su gato mayor, vaya a Acicalar a su gato mayor - Preocupaciones especiales.

Un cambio normal en el comportamiento del gato con los gatos mayores puede ser que no quieren ser recogidos con tanta frecuencia. Esto podría ser porque está experimentando dolor en las articulaciones o porque sus músculos están rígidos. Por otro lado, algunos gatos mayores se vuelven más pegajosos con la edad y quieren estar con sus humanos cada segundo del día o de la noche. Todos los gatos son diferentes. Sigue el ejemplo de tu gato y dales la comodidad y seguridad que necesitan.

Gato mayor: problemas con la caja de arena

Los problemas relacionados con la edad pueden hacer que su gato evite la caja de arena. Los problemas de movilidad pueden dificultar que su gato suba las escaleras para acceder a su caja de arena, y puede tener problemas para subir a la caja. Para ayudar a prevenir estos problemas con la caja de arena, haz que la caja de arena sea más accesible para tu gatito. Coloque la caja en un lugar donde su gato no tenga que subir o bajar escaleras para llegar a ella. Además, encuentre una caja de arena con los lados inferiores para facilitar el acceso. Las enfermedades relacionadas con la edad, como diabetes o problemas renales, pueden hacer que su gato orine con más frecuencia. Eso significa que tendrá que limpiar la caja con más frecuencia para mantenerla limpia y atractiva. Para obtener más información sobre cómo evitar la caja de arena, consulte Las 8 razones principales por las que su gatito no usará la caja de arena.

Tu gato mayor no será el mismo gatito activo que alguna vez fue. Ella querrá dormir más. Es posible que no quiera interactuar con otras mascotas domésticas y su relación con usted también puede cambiar. Es importante que reconozca sus necesidades únicas y las satisfaga siempre que sea posible. Para obtener más información sobre los cambios en el comportamiento del gato, consulte Vivir con un gato mayor.