Razas

Elegir un Sealyham Terrier

Elegir un Sealyham Terrier

El Sealyham terrier es un terrier poco común pero valiente y lleno de vida. Esta raza tiene seguidores devotos y es uno de los terriers más tranquilos.

Historia y origen

El Sealyham terrier se originó en Gales a mediados de 1800 por el Capitán John Edwards, quien vivía en Sealyham en Pembrokeshire. El Capitán Edwards cruzó sabuesos, corgis, terrier blanco de West Highland, terriers Dandie Dinmont y fox terriers de pelo en un intento de desarrollar un perro tenaz que pudiera cazar tejones por el olor y por la vista.

Esta raza sigue siendo un gran cazador de alimañas, pero también es un compañero maravilloso, pero es poco común en los Estados Unidos.

En 1911, el Sealyham terrier fue reconocido por el American Kennel Club como miembro del grupo terrier.

Apariencia y Tamaño

El Sealyham es un perro musculoso con una cabeza abovedada, patas rectas cortas, cuello largo, pies grandes y una cola atracada. Los ojos son oscuros, muy separados y hundidos en la cabeza. Las orejas se pliegan al nivel de la cabeza y se pliegan hacia adelante.

El pelaje del Sealyham es largo y fibroso con una capa interna suave. El color del pelaje es típicamente blanco, pero algunos pueden tener marcas de limón, tostado o tejón en las orejas y la cabeza.

El adulto Sealyham terrier mide alrededor de 12 pulgadas en el hombro y pesa alrededor de 18 a 20 libras.

Personalidad

El Sealyham terrier es un perro alegre y juguetón. Un fiel compañero de familia, el Sealyham es menos activo y ruidoso que otros terriers, pero está reservado a los extraños y algunos tienen una racha independiente.

Relaciones familiares y del hogar

El Sealyham terrier es un gran perro familiar que le va bien en la ciudad o el país. La raza puede funcionar bien con los niños si se les presenta a una edad temprana. Este terrier es muy protector con su familia y ladrará cuando se acerquen extraños.

El Sealyham terrier puede vivir felizmente en un departamento siempre que lo lleven a caminar todos los días. Este terrier tiende a estar inactivo en interiores y es un gran compañero para las personas que disfrutan pasar mucho tiempo en el sofá. El Sealyham puede vivir con otras mascotas, pero puede perseguir gatos domésticos.

Formación

El Sealyham terrier puede ser un poco difícil de entrenar, especialmente aquellos con una racha obstinada. Requieren un entrenador firme pero amable.

Preocupaciones especiales

Al Sealyham terrier no le gusta quedarse solo sin nada que hacer. Son perros inteligentes y necesitan estimulación mental para evitar comportamientos destructivos. Al igual que con otros terriers, esta raza tiende a cavar y ladrar si está aburrida. No se debe permitir que este perro deambule sin correa, ya que puede perseguir pequeñas criaturas rápidas.

Enfermedades y trastornos comunes

El Sealyham terrier es una raza resistente que tiene pocas enfermedades conocidas. Las más comunes son las alergias cutáneas, la sordera y la atrofia progresiva de la retina, una enfermedad que hace que las células nerviosas en la parte posterior del ojo se degeneren, lo que lleva a la ceguera.

El promedio de vida del Sealyham terrier es de 13 a 15 años.

Nos damos cuenta de que cada perro es único y puede mostrar otras características. Este perfil proporciona solo información de raza generalmente aceptada.