Entrenamiento de comportamiento

Cómo los perros de servicio para niños autistas están cambiando vidas

Cómo los perros de servicio para niños autistas están cambiando vidas

Todo el mundo sabe que los perros son los mejores amigos del hombre, pero ¿y si el dicho fuera un paso más allá? Todos los días, los perros de servicio para niños autistas están cambiando vidas en todo el país simplemente haciendo lo que los perros hacen mejor: ser un mejor amigo.

Los perros de servicio para niños autistas desempeñan un papel ligeramente diferente al típico perro de servicio que viene a la mente. En lugar de proporcionar orientación física o ayuda con las tareas diarias, estos perros brindan apoyo emocional a los niños que luchan contra el autismo.

Echemos un vistazo a estos increíbles perros y veamos cómo los perros de servicio para niños autistas están cambiando vidas para mejor.

Sintiendo el amor

El autismo es un trastorno que hace que las personas tengan dificultades con las interacciones sociales y la comunicación. Los perros de servicio para niños autistas pueden tener un gran impacto en aquellos que sufren el trastorno. La cálida comodidad de un perro de servicio puede ayudar a un niño autista a comunicarse e interactuar mejor con su familia.

Un amigo peludo también puede ayudarlos a comenzar a adaptarse a estar en público. Los perros brindan amor incondicional, y eso marca la diferencia en la vida del niño al darles un enfoque limitado cuando las situaciones se vuelven difíciles. Ese amor incondicional también se extiende a toda la familia. Los perros de servicio para niños autistas no solo brindan tranquilidad a los niños, sino que también pueden brindarles tranquilidad a los padres. La presencia de un perro de servicio en la familia puede eliminar rápidamente una capa de estrés de los padres que los estaba agobiando antes.

Muchas familias que tienen un hijo en la familia con autismo tendrán dificultades para interactuar socialmente fuera de su hogar con o sin su hijo. La mayor parte del tiempo se dedica a asegurarse de que su hijo esté relajado y contento, en lugar de dedicar tiempo a sus amigos. Con la adición de un perro de servicio, los padres verán a sus hijos dispuestos a entrar en situaciones sociales que antes se habrían negado rotundamente. Su hijo podría ser capaz de manejar más problemas por su cuenta con su perro cerca, quitando la presión de los padres para estar alerta cada segundo del día y la noche. Los perros de servicio para niños autistas están entrenados para manejar problemas comunes que surgen con el trastorno, como alejarse o problemas para dormir. La presencia del perro también desvía la atención del niño en situaciones fuera del hogar, lo que le permite evitar el estigma negativo que habría encontrado si estuviera solo.

Hechos el uno para el otro

El proceso de selección para que los perros se conviertan en perros de servicio para niños con autismo es altamente selectivo. La personalidad es clave, porque el perro y el niño deben poder trabajar juntos. Especialmente con el autismo, el perro tiene que tener el temperamento adecuado para asegurarse de que podrá actuar como una presencia calmante crucial.

(?)

Los lugares como Patas con una causa y Perros de asistencia para lograr la independencia son excelentes recursos para obtener más información sobre los tipos de servicios que los perros pueden brindar a los niños con autismo, o dar el siguiente paso para adoptar un perro de servicio. Ambas organizaciones, y muchas más como ellas, se aseguran de que el perro y el niño puedan trabajar juntos y unirse antes de formar un equipo oficialmente.

El proceso de adopción de un perro de servicio generalmente implica pasar por una clase para acostumbrar al niño a trabajar con el perro. La clase también trabaja para determinar cómo interactúa el niño con diferentes entornos para asegurarse de que el perro de servicio y el niño puedan establecer la dinámica de relación correcta.

¡Prima!

Hay innumerables historias sobre la rapidez con que un perro de servicio marca la diferencia en la vida de un niño autista, y cada una calentará su corazón. Lea más sobre los perros de servicio en acción y descubra cómo Betty, una perra de servicio adoptada, cambió la vida de este niño

(?)