Cuidado de mascotas

La vida después de la muerte: cuidar al gato de un propietario fallecido

La vida después de la muerte: cuidar al gato de un propietario fallecido

A medida que nuestra sociedad continúa envejeciendo, la propiedad del gato debe evolucionar.

Debido a que los gatos tienen la capacidad de proporcionar una compañía amorosa con requisitos mínimos de cuidado, representan mascotas ideales para las personas mayores. Pero a medida que los ancianos continúan envejeciendo e, inevitablemente, fallecen, las muertes felinas pueden no seguir el ritmo. De hecho, muchos gatos, con un promedio de vida de 15 años o más, sobrevivirán a sus dueños mayores.

Los destinos de cientos de miles de mascotas enfrentan incertidumbre cada año después de que sus dueños fallecen. Además, muchas personas mayores necesitarán renunciar a sus amigos felinos más temprano que tarde a medida que hacen la transición a la vida asistida y los arreglos de hogares de ancianos.

Pero, ¿qué se puede hacer para cuidar a estos gatos desplazados? ¿Cómo podemos asegurar que encuentren hogares a largo plazo en lugar de contribuir a la población de gatos callejeros o, peor aún, enfrentar el destino de la eutanasia?

Afortunadamente, existen varias opciones sólidas para cuidar a un gato cuyo dueño anciano ha fallecido o ya no puede proporcionar la atención diaria adecuada.

La preparación es clave

Cuando sea posible, prepárese con anticipación para la vida eventual de un gato sin su dueño original. Si bien esto puede ser un tema difícil de abordar con un dueño de gato anciano, eliminará varios dolores de cabeza en el futuro.

Asigne a un administrador mediante un testamento en vida para que se encargue de encontrar un buen hogar para un felino una vez que el propietario de una persona de la tercera edad ya no pueda brindarle atención. Es imperativo que el administrador pueda asumir la responsabilidad de determinar el futuro de la mascota cuando llegue el momento adecuado.

Si es posible, lleve su preparación un paso más allá. Establezca un fideicomiso para reservar dinero para financiar las necesidades futuras del gato y documente el historial médico del gato y el veterinario elegido por el propietario. Y si ya se conoce un futuro cuidador, obtenga ese compromiso por escrito.

Adopción por un miembro de la familia

En términos generales, el mejor resultado para un gato desplazado implica la adopción por parte de uno de los familiares o amigos del antiguo propietario. Esta solución ofrece varias ventajas clave.

Primero, el miembro de la familia ya puede tener cierto grado de familiaridad con el gato, y viceversa. Esto puede resultar beneficioso, ya que un período marcado por cambios importantes puede ser gravoso para un felino. Además, el gato de un ser querido perdido puede servir como un recordatorio agradable y nostálgico de ese individuo, ayudando a los miembros de la familia a sobrellevar el dolor.

Incluso si la familia adoptiva ya tiene una mascota, esto no necesariamente impedirá la adición del gato de un pariente tardío. La mayoría de los gatos son capaces de integrarse con éxito en un hogar de mascotas y pueden confiar en su capacidad para encontrar escondites seguros si es necesario.

Tener un plan de respaldo

Incluso si ha encontrado un cuidador comprometido a servir como propietario permanente del gato desplazado, no está de más tener un suplente esperando en las alas.

El miembro de la familia que asume la responsabilidad puede hacer que el gato ingrese inesperadamente en su vida como resultado de una incapacidad repentina o la muerte. Además, ese miembro de la familia puede encontrar la integración del gato desplazado más desafiante de lo esperado, especialmente si ya existen otras mascotas en el nuevo hogar.

En consecuencia, vale la pena tener un plan de respaldo para respaldar el acuerdo formal para la futura atención felina que haya establecido.

Ayuda de organizaciones de rescate o refugios para gatos

En algunos casos, particularmente con familias pequeñas, un cuidador de gatos de reemplazo en forma de un familiar o amigo puede simplemente no existir. En este caso, puede considerar ponerse en contacto con una organización de rescate.

Las organizaciones de rescate y los refugios para gatos brindan un servicio invaluable para nuestra sociedad, salvando a innumerables animales desplazados de la falta de vivienda o la muerte. A menudo administradas por voluntarios y financiadas por donaciones, las organizaciones de rescate aceptan mascotas que han sido maltratadas, abandonadas o desplazadas. Estas organizaciones buscan cuidado de crianza hasta que se pueda ubicar un hogar permanente adecuado.

Los refugios generalmente son administrados y financiados por los gobiernos locales, que operan como una instalación que alberga mascotas sin hogar. Muchos refugios dependen de la asistencia de grupos de rescate para intentar encontrar nuevos propietarios para mascotas desplazadas.

Asistencia de tiendas de mascotas y criadores

Algunas tiendas de mascotas y criadores ofrecen un servicio mediante el cual alojarán a un animal desplazado hasta que se pueda encontrar un nuevo dueño. Estas tiendas y criadores asumen generosamente los costos del cuidado de este animal y, por lo general, ofrecen la mascota a un posible nuevo propietario a bajo costo o sin costo. Este escenario es más adecuado para gatos más jóvenes que se originaron en esa tienda de mascotas o criador en primer lugar.

Si bien esta opción es menos común que recibir asistencia de una organización de rescate, vale la pena tenerla en cuenta para su gato desplazado. La desafortunada realidad para las organizaciones de rescate es que su suministro de animales sin hogar generalmente supera con creces la demanda que existe para la propiedad de mascotas rescatadas.

Persecución de la vida de la granja

Algunas granjas permiten que las mascotas desplazadas busquen refugio entre sus campos. Dependiendo de la situación, esta vivienda puede ser temporal o permanente.

Esta opción funciona mejor si el gato para el que intenta encontrar un hogar era un gato al aire libre en su existencia anterior. Sin embargo, de cualquier manera, esta estrategia requeriría un cambio de estilo de vida para un felino adaptable.

Nunca será una discusión fácil, entonces, ¿por qué posponerlo más? Al abordar el estado del gato de su ser querido mayor ahora, puede garantizar un futuro brillante para ese felino mucho después de que el dueño original se haya ido.

(?)

(?)